16.9.16

Lo primero es lo primero


Todos sabemos que nuestro planeta se encuentra sumergido en una profunda crisis ambiental y que es necesario un cambio en nuestras acciones. Tenemos que empezar a hablar menos y unir esfuerzos creando espacios que promuevan acciones sencillas, saludables e innovadoras, pero concretas y que den respuesta a los problemas actuales de una manera práctica. Estar preparado para crear estos espacios no es tarea que debamos tomar a la ligera, necesitamos primero empezar por uno mismo. 

Lo primero que tenemos que hacer es estar consciente de nuestros malos hábitos, identificarlos y entender que es urgente cambiarlos y considerar alternativas. Lo segundo implica esfuerzo, querer lograr ese cambio, tener el porqué del cambio bien claro en la mente. (Realizar un uso responsable de nuestros electrodos omésticos y no utilizar productos nocivos no es fácil, pero hay que convencerse de lo necesario que son estos cambios). Tercero, el compromiso es parte importante de este proceso; por lo que hay que comprometerse a controlar nuestras acciones y romper con las malas prácticas a toda costa. (Empezar a desconectar los aparatos eléctricos y electrónicos que no se estén utilizando, evitar el uso de productos químicos para la limpieza del hogar). Cuarto, ser constante. Ir poco a poco, haciendo esfuerzos todos los días y cumplir así con nuestro compromiso. Y quinto, perseverar. Esto es muy necesario para lograr el fin buscado, hay que convencerse que lo que hacemos es necesario y por siempre.

Una vez logrado todo esto, tenemos que empezar a compartirlo con nuestra familia, amigos y conocidos logrando así un cambio grupal. 

El proceso de aprendizaje colectivo, los cambios de actitudes y comportamientos, son más consistentes y duraderos en el tiempo cuando se empiezan a trabajar desde lo individual; primero ver opciones que encajan en nuestra vida y valores y ponerlas en marcha. Mi objetivo es vivir en un hogar verde con todo lo que lo involucra: ahorrar energía y agua, uso responsable de electrodomésticos, no utilizar productos nocivos y una alimentación sana y responsable con el medio ambiente.

2 comentarios:

  1. Me encanta tu blog, muy interesante y motivador, muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, que bueno que te guste, me alegra. Lo importante es que podamos contar con espacios como estos para generar conciencia. Sadulos

      Eliminar

Gracias por tu comentario